Rutas Honest

 

En la sociedad actual vivimos en un constante “non stop”, corriendo de un lugar a otro con un montón de cosas que hacer, sin tiempo para dedicarnos unos minutos a nosotros mismos. Vivimos pegados a todo tipo de dispositivos para poder estar al día sin dejarnos ninguna tarea pendiente.

En Honest hemos decidido iniciar la búsqueda de lugares que nos transmitan los beneficios del equilibrio en nuestra vida. Por un lado, el uso diario de la tecnología y, por otro, el empleo del tiempo necesario para disfrutar de actividades centradas en uno mismo, como pasear, leer un buen libro o socializar.

A este concepto se le ha denominado “slow life”. Para representarlo se han seleccionado una serie de lugares que fomentan este movimiento, donde dedicarse a vivir lentamente es una de las prioridades. Son sitios que se caracterizan por evocar al reencuentro con nosotros mismos y llevar una vida más natural. No se rigen por las modas ni las tendencias sociales, simplemente fomentan una vida sin prisas ni estrés.

Estos son, en primer lugar, los espacios de co-working, donde se estimula la creatividad, el trabajo en equipo y el debate sociocultural con otras personas. Seguido de las tiendas vintage, establecimientos que muestran que la moda es pasajera y apuestan por prendas y accesorios elaborados con un estilo único y original. Por último, las cafeterías-librerías, aquellas que invitan a disfrutar del tiempo libre y la tranquilidad con uno mismo.

Teniendo en cuenta todas estas localizaciones, en Honest se diseñaron una serie de rutas en Madrid para dar a conocer todos estos lugares que nos inspiran “slow life” a pie de calle.

Este evento tuvo lugar entre los días 17 y 21 de septiembre. Desde Honest estuvimos presentes en distintos espacios de co-working como fueron Espíritu 23, We Work, The Shed, Colabora y Cink Emprende, en los que comprobamos que la colaboración y el compañerismo se respiraban en el ambiente.

En cuanto a las tiendas vintage, nuestros productos se pasearon por El diván de Coco, Kilombo Vintage, La Mona Checa, Biba Vintage y Williamsburg, donde apreciamos el verdadero estilo, el original y único, que nunca pasa de moda.

Finalmente, para descansar de tanto ajetreo, nos asentamos en las cafeterías-librerías, para que los amantes de la lectura disfrutasen de la tranquilidad y pudieran probar nuestros productos. Estas fueron: Swinton&Grant, La Fábrica, El Dinosaurio y La Ciudad Invisible.

Las rutas Honest son nuestra aportación para conseguir que incorporemos el movimiento “slow life” a nuestras vidas.