Tu huerta en casa perfecta: Urbana y ecológica

 

Asfalto, edificios altos, prisas y metros, ¿te suena? Quizás ésta sea la ecuación que define tu día a día, pero entre ese frenético ritmo somos de los que apostamos por saber sacar un hueco, abrir nuestro Té Bio Honest y, entonces, viajar a través del sabor. Transportarnos de nuevo a esos veranos en el pueblo, los paseos en bici, los chapuzones en el río y aquel olor de los jugosos tomates que recogías junto a tu abuela en el huerto de su casa. Puede que la vida urbana se aleje de este recuerdo, pero tenemos una propuesta para reconectar. ¡Construye tu huerta en casa urbana y ecológica!

 

 

 

 

¿Cómo hacer nuestra huerta ecológica en casa?

 

Nada sabe como lo que se prepara en casa, comer sano, fresco y ecológico en mitad de la ciudad es posible y seguro, ¡más sencillo de lo que pensabas! Toma nota porque vamos a contarte cómo hacer un huerto urbano ecológico:

 

1.       Localización: Aprovechar el espacio del que disponemos es clave, la ventaja es que no es necesario tener un gran terreno, puede servir la terraza, un pequeño balcón, incluso al lado de una ventana, pero eso sí, asegurarnos de que el sitio dispone de suficiente luz. Unas 6h al día es lo más recomendable para la luz y, a ser posible, ayuda que la huerta está orientada al suroeste.

 

2.      Recipientes: Existen varias maneras de darle forma a nuestra huerta en casa. Podemos sembrar en jardineras, macetas, mesas de cultivo o huertos verticales.  Estos últimos, se adaptan muy bien a cualquier rincón del hogar. Además, es primordial elegir bien el material. Aunque no hay problema en usarlos de barro, suelen ocupar más espacio y su peso es mayor, por ello otras opciones son la madera por ser un buen aislante, el plástico o macetas de material textil.

 

3.       Sustrato: Es primordial, se encarga de aportar los nutrientes a nuestras plantas y será el lugar donde agarre la raíz. Se recomienda un sustrato poroso y ligero que puede combinarse, por ejemplo, con humus de lombriz.  Y para aprovechar, puedes hacer tu propio abono usando las sobras de tus verduras, ¡todo ventajas!

 

Riego: Puedes hacerlo con una regadera tradicional, echando el agua poco a poco, para que no agriete la tierra o, si te animas, instalar un sistema de autorriego. No olvides que las necesidades de cada cultivo son diferentes y debes tenerlo en cuenta.

 

 

¿Qué planto en mi huerta en casa?

 

Plantar una semilla es la mejor opción, pero si estás empezando y no quieres arriesgar, comienza con plantones. Tras un pequeño periodo de adaptación, será más fácil que agarren.

En tu huerta en casa no hay límites, aunque te aconsejamos introducir primero plantas aromáticas más resistentes, que aportan una nota de perfume y son increíbles para aderezar tus platos. ¡Prueba también con cherrys, lechuga, rabanitos, espinacas y cultivos de temporada!

Estas serían las características principales de una huerta en casa ecológica. ¿Te atreves a hacer tu propia huerta ecológica y hacer de tu ciudad un lugar más sostenible?